MODA SOSTENIBLE

Desde la contaminación del aire, el plástico en los océanos y los incendios en el Amazonas, California y Australia, todos estamos tomando más conciencia de la importancia de la campaña global que lucha por la conservación del medio ambiente; y para eso nada mejor que comenzar a practicar la moda sostenible.

Cuando me senté a escribir esta publicación, rápidamente me sentí abrumada; todo lo que hacemos tiene un impacto negativo en el medio ambiente, que acelera el desgaste inmerecido de los recursos naturales del planeta.

Si vamos a intentar marcar una diferencia, tenemos que comenzar con las cosas que hacemos todos los días, y ¿qué mejor que la ropa que usamos a diario? y es que no solo se trata de  usar algo, sino que también hay una gran presión sobre nosotros para vestirnos bien y estar al día con  la moda. 

¡Y me encanta la moda!   

Durante los últimos años, la ropa de con buena estética se ha vuelto más barata. Las ofertas y las ventas se han vuelto más frecuentes y más concurridas, hasta el punto de, que cada año son más los descuentos tentadores que ofrecen las diferentes tiendas que venden ropa desechable! en una carrera desenfrenada por competir, y alimentar la negativa tendencia al consumismo.

¡Y luego están los minoristas del Internet! cada uno ofrece más y mejores ofertas que el anterior, y con envíos y devoluciones ¡gratis! 

¡Si eres como yo, todo parece maravilloso! … ¡Pero ojo!

Durante décadas, las marcas de moda y los minoristas han estado compitiendo para aumentar su nivel de ventas, pero también para reducir sus costos. Esto los ha llevado a fabricar ropa en enormes cantidades, hecha en varias partes del mundo donde la mano de obra es muchísimo más barata y esclavizante, utilizando telas y accesorios de baja calidad, ¡lo que le da a su ropa una vida útil muy corta!

Y… por qué no comprar  lo más nuevo y bello? si una tienda tiene ofertas de  hermosas modelos, accesorios y colores, y sus precios son increíblemente baratos, ¿por qué no lo comprarías?

Este ha sido un gancho efectivo, que ha dado a los fabricantes excelentes resultados, pero ha llevado a un hecho sorprendente y aterrador: la industria de la moda es la segunda mayor fuente de contaminación en el mundo.

¡Se han generado millones de toneladas de desechos en los últimos 50 años! La ropa realizada en grandes cantidades está hecha de telas sintéticas y baratas, que generalmente no son biodegradables. ¡Entonces! no solo estas prendas  durarán poco, sino que cuando las deseches, pasarán a formar parte del factor contaminante que beneficia el cambio climático.

Debemos hacer compras más conscientes. No es correcto comprar ropa de verano y luego tirarla porque llegó el otoño. Esto simplemente no sostenible! Tenemos que desarrollar hábitos de consumo responsable. 

Entonces, cuando fantasees con nuevas compras, busca un estilo que te guste y que te represente. Controla la tendencia al consumismo, y cuando decidas  comprar, compra ropa de mayor calidad, que se pueda almacenar cuando esté fuera de temporada y que se pueda usar nuevamente cuando la necesites. Este es uno de los principios mas importantes de la moda sostenible.

Recordemos siempre: ¡la vida útil de la ropa está en la calidad!

¡Encontrar información sobre este tema es crucial! Comprenderlo nos ayudará a desarrollar hábitos de consumo responsable. Es tarea de todos luchar contra el deterioro del medio ambiente.

 ¡Es hora de que todos hagamos nuestra parte! 

Que podemos hacer para ejercitar la moda sostenible?

Es fácil decir que deberíamos estar más conscientes del medio ambiente, pero ¿cómo podemos hacerlo realmente? 

Estos 4 pasos simples pueden ayudarte a hacer compras,  te ayudarán no solo a ser más amable con el planeta, sino que probablemente también te ahorrarán dinero.

  1. Comienza por pensar cuidadosamente sobre tu estilo. Asegúrate de elegir  ropa que te haga sentir bien, y socialmente satisfecha. Tómate tu tiempo y elige estilos, colores y accesorios que puedan combinarse entre sí.
  2. Piensa cuidadosamente sobre tu presupuesto. Confirma que estás comprando dentro de tus posibilidades. Valorando cada compra que haces, ¡evitarás comprar ropa basura que quizás ni siquiera  llegues a usar! (Todos somos culpables de esto …)
  3. Considera qué ropa realmente necesita para cada temporada. Piensa en las mejores  combinaciones de los atuendos que ya tienes, e imagina las nuevas opciones te dará cualquier compra nueva. Comprueba que estás aprovechando al máximo todo lo que ya tienes, y luego cualquier compra nueva solo va a multiplicar esas opciones; ¡que no sea solo agregar una chaqueta más a la pila!
  4. Tómate el tiempo para analizar cuidadosamente la calidad de la ropa nueva. Asegúrese de elegir prendas confeccionadas con telas naturales de alta calidad  en países que promueven prácticas sostenibles y éticas (incluidos los derechos de los trabajadores) con ¡materiales y mano de obra de mayor calidad que asegurarán que tus compras duren más!

¡No te limites a comprar ropa nueva y rebajas! Prueba también las tiendas vintage y las ferias locales. ¡Siempre se pueden encontrar gangas, y  ropa bella que ha sobrevivido a un propietario o más, seguramente también te servirá a ti!  y es que reusar tambien es uno de los aspectos fundamentales mas importantes de la moda sostenible.

Y cuando te des cuenta de que no has usado algo durante un año o dos, por cualquier razón, ¡no lo tires, dónalo! Deja que alguien más lo aprecie tanto como tú cuando lo viste por primera vez.

Recuerda!

¡Depende de todos nosotros recuperar los años de negligencia que han permitido el agotamiento y el desgaste de nuestros recursos naturales.

¡Ayudemos a salvar a nuestro planeta!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *