Premenopausia: Que es y cómo sobrellevarla

¿Ya cumpliste los 45 años y estás experimentando malestares físicos y psicológicos?  Si es así, es posible que también hayas notado algunos cambios en tu cuerpo. Esto puede ser un signo de que estás en la etapa de la premenopausia; un lapso de tiempo variable previo a la menopausia, en el que se inicia el cese de la actividad hormonal y el final de la etapa reproductiva de la mujer.

Los sofocos que se sufren a diario, las sudoraciones nocturnas, palpitaciones, insomnio, cambios de humor en lapsos de tiempo muy cortos, picores vaginales y en el resto del cuerpo, dolores de cabeza, la caída del cabello, entre muchos otros, son los malestares más comunes que vas a sufrir en esta etapa.

Sé que adaptarte a esta situación puede ser desmotivante, es casi inevitable. Pero debes hacer un esfuerzo por no rendirte ante ella, y mantenerte en pie de lucha creando un plan que mejore tu condición física y salud mental durante este ciclo.

Lo principal sería iniciar un chequeo ginecológico frecuente. Hoy en día hay una serie de exámenes indicados para ésta etapa: citologías, analíticas y perfiles hormonales son los estudios básicos para iniciar un seguimiento regular a tu proceso. Incluso para prevenir enfermedades que pueden desarrollarse en esta etapa por la falta de vigilancia médica. Yo lo hice desde el principio, y créeme que te sentirás más tranquila.

Realiza actividades que motiven y fomenten tu deseo de mantenerte activa. Esto, y continuar aprendiendo cosas nuevas pueden ser un complemento esencial para que te sientas mucho más productiva, y tambien ayudarte a cambiar tu perspectiva durante este periodo.

Aprovecha las nuevas oportunidades que se te presenten a partir de este momento, que son muchas, y todas con el objetivo de mejorar. Por ejemplo podrías crear una rutina de ejercicios adecuado con tu edad o simplemente salir caminar, estos son dos hábitos sencillos que son una excelente opción para mantenerte activa.

También te sugiero que cambies tus hábitos alimenticios, diseña una dieta más sana que te guste y que contribuya a tu salud integral, estos son cambios fundamentales que te ayudarán a sentirte excelente a lo largo de este proceso.  

¿Que opinas? ¿Estas pasando por lo mismo? Comparte tu experiencia conmigo y encontremos en nuestras historias las claves para llevar de la mejor manera posible lo que es simplemente una etapa natural de la vida de toda mujer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *